Aquí estoy después de unos días de descanso, que no fueron de descanso exactamente, ya que el viaje por Escocia ha sido bastante ajetreado y movidito (en el buen sentido, eh!).
Respecto a mi vida post-catéter, sigue todo igual. No me han desaparecido las molestias de la parte de detrás del riñón izquierdo del todo, aunque sí es verdad que a ratos me encuentro algo mejor, ya no son continuas. Las molestias al orinar se producen sobre todo cuando no orino inmediatamente cuando me vienen las ganas.
Respecto a las molestias de escozores, cada vez son menores, después de un ungüento que me recetó el médico.
Lo del dolor de costado de “toda la vida”, para que hablar…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También cumplimos con la nueva ley de Protección de Datos y la RGPD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest