Uno de los principales problemas
de la terminología médica, es que la Real Academia Española de la Lengua (RAE)
es un poco “lenta” en incorporar las palabras y en muchas ocasiones se crea un
“vacío lingüístico” a la hora de utilizar correctamente una palabra,
con lo que cada uno utilizamos la palabra o mejor dicho, el palabro, de la manera que queremos, con lo que podemos decir que
todos tenemos razón, aunque lo correcto sería decir que nadie tiene razón, ya
que si la RAE no lo admite, teóricamente la palabra no existe. Entonces… ¿cómo
nombramos ese objeto, técnica o lo que sea?.

Recuerdo que hace algo de tiempo
hablé de un caso muy común que es el de las palabras urgenciolo o emergenciólogo, que ninguna de las dos existe por ahora.
Hoy a raíz de un comentario en
twitter del Dr. J Rivas sobre la cardioplegia
o cardioplejia, me ha venido otra vez
la idea de vacío lingüístico que he comentado antes. Basta con pasearse por
Google para ver que la palabra aparece en diferentes estudios, tanto de una
manera como de otra, mientras que ni con ge, ni con jota es admitida por la
RAE. De hecho el Dr. me ha comentado que en algún lugar la ha visto a la vez de
las dos maneras…
 
 
Otro tema también es si lleva
tilde en la i o no lo lleva, porque también lo he visto de las dos maneras…
Esto nos lleva a cuatro posibilidades para la misma palabra: cardioplegia,
cardioplegía, cardioplejia y cardioplejía. En fin… un lío que la RAE no nos
resuelve.

Otro caso totalmente distinto es
el del T.A.C. y es por el que
escribo este post. El otro día… Alba, gran médica, mejor amiga y además de
las dos cosas, muy perfeccionista… (nos parecemos en lo último ;)) me comentó
que lo correcto era decir la TAC, ya
que TAC era una abreviatura de tomografía
axial computarizada
y como la palabra tomografía es femenina…

 
… nos dice la norma, que cuando la
abreviatura es cuestión sustituye a una palabra femenina, debe ser usada en
femenino, con lo que, a priori, la TAC es correcto. Pero no es así, la TAC no se puede decir… ¿ por qué?
porque de un tiempo hacia aquí, la RAE ha incluido la palabra TAC como
sustantivo en nuestro lenguaje, independientemente que provenga de una
abreviación y le ha asignado el género masculino como se ve en la segunda
acepción de nuestro querido diccionario…
 
… por lo tanto la manera correcta es el TAC o la tomografía.

Otro tema es lo que ponga en el Diccionario de Términos Médicos* de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), que no está oficializado. Como curiosidad, diré que ahí lo considera femenino (para acabarlo de liar más si cabe)…

 

Saldada esta duda existencial…
simplemente decirles a nuestros académicos que avancen en el lenguaje tanto
como se avanza en la ciencia y no sólo se preocupen de admitir fistro, choni, jipi y demás.

*Gracias a Jorgelina Taveira por el aporte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También cumplimos con la nueva ley de Protección de Datos y la RGPD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest