Estuve en la habitación del Hospital hasta el lunes 16 de marzo a las 15:00. Me trataron muy bien pero lo pasé chungo, ya que cada vez que orinaba veía las estrellas.
Al principio orinaba negro totalmente (color tierra de Mordor, …, coño esto me recuerda al puto Sauron, …, ¿qué hará hoy? ¿tomando cervezas con Golum o torturando a alguien en Moria?.
Después se aclaró el color de la orina -color vino tinto-, para pasar a vino rosado (por la sangre) y acabar en un amarillo oscuro que fue decolorándose a color casi normal.
De ahí a casita a seguir sufriendo y con una cita para retirar la nefrostomía el día 18 de marzo, víspera de San José

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También cumplimos con la nueva ley de Protección de Datos y la RGPD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest