La pieloplastia (normalmente laparoscópica) es un procedimiento quirúrgico muy seguro y está indicada para corregir la obstrucción o estrechamiento del uréter (estenosis ureteral). Esta alteración llamada obstrucción o estenosis de la unión pieloureteral puede ocasionar dolor, litiasis (piedras), hipertensión y deterioro de la función del riñón. Consiste principalmente en recortar el área obstructiva y unir nuevamente la pelvis del riñón con el uréter. Un doble J se coloca en el uréter como soporte de la unión hecha durante la pieloplastia. Este tubo se deja durante aproximadamente 4 semanas y es habitualmente retirado en el consultorio mediante cistoscopia flexible.

Hay varias técnicas para realizar la pieloplastia, la más ampleada se llama Anderson-Hynes.

Aquí un ejemplo de un consentimiento informado que se tienen que firmar antes de que se le practique al paciente una pieloplastia. Concretamente es de la Generalitat Valenciana:

pulsar para ampliar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También cumplimos con la nueva ley de Protección de Datos y la RGPD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest