Hoy sigo igual, no sé si decir un poco peor, porque a la hora de mear me sigue dando unos latigazos muy fuertes a la altura del riñón.
Ya creo que por desgracia pasados unos cuantos días desde la intervención, tendré que aguantar hasta que me lo quiten, siempre esperando que no haya problemas mayores…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También cumplimos con la nueva ley de Protección de Datos y la RGPD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest