Los valores normales en los adultos son entre 7 y 20 mg por decilitro. En los niños pequeños se aceptan valores de 5 a 18 mg/dl.

Los valores más altos de 100 mg/dl se deben a un fallo renal importante.

Puede aparecer la urea elevada en sangre (uremia) en:

  • Dietas con exceso de proteínas,
  • Enfermedades renales,
  • Fallo cardiaco,
  • Hemorragias gastrointestinales,
  • Hipovolemia (quemaduras, deshidratación),
  • Inanición,
  • Obstrucciones renales (piedras, tumores).
Puede aparecer la urea disminuida en:
  • Dieta pobre en proteínas.
  • Fallo hepático.
  • Embarazo.
  • Exceso de hidratación.
  • Malnutrición.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También cumplimos con la nueva ley de Protección de Datos y la RGPD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest