Después de unos días de descanso, vuelta al trabajo. Se sufre el llamdo “síndrome postvacacional”, pero bueno. Respecto a las molestias, siguen siendo, por suerte, menores. Algún latigazo que otro al orinar. Algunos días una pequeña sensación de infección sin realmente haberla. Pero dolores los menos y últimamente van derivando hacia la zona de la ingle, que es la que más me está dando guerra últimamente. El costado se porta “relativamente bien”, pero algún apretoncito de dolor da de vez en cuando. Como siempre, la noche el momento más fastidiado del día.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. También cumplimos con la nueva ley de Protección de Datos y la RGPD

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest